Tus manos

Si te vas
alejarás de mi
tus ojos y su último reproche.
Te llevarás tu boca
y su ironía,
pero tus manos,
acariciando los cuerpos que recorras,
tus manos, amor, me pertenecen
ellas, a tu pesar,
se quedarán conmigo.

17 de agosto de 2002


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s