Burbujas de olor

Mi infancia son burbujas de olor

que a veces estallan

y salpican el aire con gotas de ayer,

juegos de niños y viejos deseos,

tal vez inventados.

Es tan fuerte el aroma,

tan claro el recuerdo,

tan hoy el pasado…

Y me siento de nuevo pequeña:

a mi paso voy pintando casitas, estrellas,

cielos de colores, un río de plata,

Lunas sonrientes y Soles con cara.

Es olor a pereza, olor a mañanas.

Son olores de siesta en la era, olor a caballos.

A trillo y botijo.

A manzanas verdes y moras de árbol.

A lluvia en verano.

A lectura tranquila bajo la sabina,

respetando sueños de hombres cansados.

A juego de niños en montañas de paja.

A trigo masticado, a jara y romero

que visten los campos de blancos y malvas.

Es olor de aquél chopo del río

de cómplices ramas,

abrigo de amores

de aquellos veranos,

amores perdidos,

que hoy son ya, tan sólo nostalgia.

13 de octubre de 2002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s