No te vayas

Quédate al lado del camino de ida y vuelta

por el que viajan mis azules esperanzas.

Beberemos juntos el vinagre y el vino.

Recorreremos juntos la miel y el asfalto.

Mi mano, escondida entre las tuyas,

aprenderá a escuchar sus sonidos en mi espalda.

Quédate en el libro en blanco

que hay en esa estrella,

recordaré su nombre y su pasado,

su luz será el incierto camino de fracasos y risas,

se quedará en mi pelo y en tu boca,

allí donde los pensamientos son futuro.

Quédate en el rincón del corazón

que humedece mi sonrisa.

Quédate en la noche que sigue a la mañana.

Inventaremos días de relojes sin manillas,

veranos en invierno, de horas transparentes.

Quédate ahí, donde tus ojos sólo miren en azul,

y tu boca pueda tan sólo ser reflejo de mi boca.

Quédate…

No te vayas

2003

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s